Mi cockring no me deja pensar

08/11/2012

Carta abierta a Ana Botella

Querida Ana,

Te escribo esta carta el día en que el Tribunal Constitucional ha avalado el matrimonio igualitario para hablarte del mío. Y me dirijo a ti por ser, gracias a tus declaraciones sobre las peras y las manzanas, paradigma de esa parte de la sociedad española que, comandada por la Iglesia, no ha cejado en su empeño de imponer una moral religiosa intolerante basada en el prejuicio y el odio hacia los homosexuales, las lesbianas y los transexuales.

El 26 de mayo de 2006 me casé con mi marido, una persona equilibrada, responsable y generosa de la que me siento muy orgulloso. Es para mí una referencia tanto en lo personal como en lo profesional.
Cuando nos casamos ambos hicimos renuncias, pero para sumar un todo más fuerte. Preservando nuestra independencia, eso sí, porque creemos que en pareja tan importante es pasar tiempo juntos como tener tiempo para uno mismo. Compartimos muchas cosas, nuestro amor por la familia, las tareas del hogar, y hasta el gusto por las corbatas. Cuando nos ponemos traje me gusta ayudar a mi marido a elegir la corbata; con esta sencilla rutina comienzan muchos de nuestros días.
Hay personas que nos preguntan cuál es la clave de la estabilidad de nuestro matrimonio, yo diría que la comunicación. Sabemos escuchar al otro.

La gente que lea esto seguramente no verá nada especial en mis palabras, salvo tú, que si tienes buena memoria sabrás recordar que todas ellas son palabras que os habéis dedicado tu marido y tú en distintas apariciones públicas. Sí, Ana, he revisado las entrevistas vuestras publicadas en Internet en busca de alguna declaración personal sobre tu matrimonio que lo diferencie del mío y no he encontrado nada. Seguramente porque no hay nada que encontrar, dado que aunque tus valores personales y los míos difieran, los sentimientos sobre los que se sustenta cualquier proyecto de vida en común basado en el amor son universales. Posiblemente esa sea la clave que explique que la sociedad española, en general, haya aceptado con absoluta normalidad los más de 22.000 matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados a lo largo de estos 7 años en nuestro país. Y probablemente por eso también el Constitucional ha votado hoy a favor de la igualdad de derechos consagrada en el artículo 14 de la Constitución y a favor de la libertad.

Deseando que tu matrimonio, como el mío, dure para toda la vida, se despide un marido feliz.

Artículo para la revista Gehitu. Gracias a Ana Chillida, Fernando Rodríguez, David Montero, Fernando Querejeta y a mi marido por su tiempo y ayuda.

08/09/2011

Gehitu nº 70

“Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta”. Ana Botella, hortopolítica, en una entrevista con la Agencia EFE, sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo. (11/10/2004).

Publicado originalmente en 2006 en flickr, ha sido incluído este mes en el nº 70 de la revista Gehitu.

09/07/2010

El timo de las terapias para cambiar la orientación sexual

Por Rinzewind

Primero fue la homeopatía. Ahora, la British Medical Association (Asociación de médicos británica) ha anunciado que las terapias de conversión sexual para homosexuales «no son terapias, son más dañinas que beneficiosas para los pacientes y deberían ser prohibidas». Aparece esta declaración poco tiempo después de que en España se abriese expediente a una clínica de Barcelona que ofrecía este tipo de tratamientos. La noticia no es tanto el pronunciamiento de la asociación de médicos, sino uno de los motivos. A principios de año, el periodista Patrick Strudwick se hizo pasar por un paciente que quería curar su orientación sexual. Los resultados de su investigación se publicaron en el Independent y han sido el detonante para este pronunciamiento de la BMA.

Más en Las Penas del Agente Smith: http://rinzewind.org/archives/2010/07/06/el-timo-de-las-terapias-para-cambiar-la-orientacion-sexual/

¿Crees que ser homosexual es una enfermedad? Prueba a tomar una pastilla de Homocil con el desayuno:

[livevideo id=ABD527655673417E8B4F1F2E3EC71253&autoStart=0]

Para los políticos también hay una tratamiento farmacológico:

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.