Mi cockring no me deja pensar

31/12/2010

Paris for Africa

Filed under: Con sumo cerebro,Denuncia,Frivolidea — J-osete @ 12:23 PM

Estaba Paris Hilton haciendo zapping, cuando se topó con una imagen que no había visto jamás antes. Soltó el mando sin dejar de mirar la pantalla; destrozada, desolada, sumida en una tristeza infinita sólo comparable al sentimiento que le invadió cuando perdió de compras en Hollywood Hills a Tikerbell, su pequeño chihuahua.

– “¿Qué es eso Lupita?” –preguntó a una de sus asistentas mejicanas-.

– “África, señora”.

“¿África?” –cuestionó desconcertada- “¿Qué es? ¿Cómo Harlem pero sin… Manhattan?”.

“Algo así señora”.

“¿Y por qué tienen esos negritos ese aspecto tan terrible?”.

“Porque no comen señora”.

“¡Cómo les entiendo!” -respondió Paris llevándose la mano al corazón- “Pero Lu… yo tampoco como y estoy fantástica. ¿Por qué ellos se ven así?”.

Y antes de que Lupita, una vez más desesperada, pudiera responder, Paris se sumió en sus propios pensamientos, buceando en el dolor que le había provocado aquella imagen de los niños de Darfur abandonados a su suerte, famélicos, al borde de la muerte.

“Tengo que hacer algo” –dijo repentinamente con una luz de esperanza en sus ojos- “Seguro que se me ocurre cómo ayudarles. Sólo tengo que entender cuál es su problema…”.

Lupita intentó echarle una mano mascullando a su vera.

– “Ham…hamb…hambr…”.

“Lo tengo en la punta de la lengua” –interrumpió excitada-.

“Hambrrrrrrrrr…!!!!”.

“¿Cómo no lo había pensado antes? ¡BOTOX!”.

“¡¿CÓMO?!” –exclamó Lupita desorbitando sus ojos-.

“Pues claro, Lu, Botox” –explicó Paris poniendo el mismo gesto que había visto tantas veces antes en Horatio, justo cuando resuelve uno de esos casos de CSI que ella nunca llegó a entender; pero que le fascinaban por los efectos especiales- “Ya lo estoy viendo… Organizaré una campaña mundial para ayudar a esos niños y la llamaré ¡Botox for Africa!”.

“Señora, está tarada…” –no pudo contener Lupita, sin pensar en las consecuencias-.

“Gracias Lu, yo soy así. No puedo evitar tener un gran corazón. Además, así le demostraré a la zorra de Nicole que se equivocaba cuando decía que lo único que yo sabía hacer bien era comer pollas”.

The (pink) End.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: